El Regalo de los Reyes Magos: de la Inocencia hacia la Supra-conciencia

Rubens, Pedro Pablo. Adoración de los Reyes Magos 1609 Óleo sobre Lienzo Medidas: 355,5 cm x 493 cm

Rubens, Pedro Pablo. Adoración de los Reyes Magos
1609
Óleo sobre Lienzo
Medidas: 355,5 cm x 493 cm

El 6 de enero se celebra la Epifanía. Este término refiere a la llegada de los Reyes Magos, ante la presencia del niño Jesús, después de recorrer un largo sendero, guiados por la mítica estrella de Belén. Esta historia mantiene viva su llama en los corazones de la gente, y esto se debe, quizás, a dos factores muy diferentes entre sí, pero que comparten el don de hacer posible lo extraordinario: uno es la ilusión de los niños quienes, aún hoy, se acuestan la noche del 5 de enero, esperando ansiosos el paso de los magos de Oriente; y el otro, la belleza de importantes obras maestras que retratan la adoración que estos personajes rindieron al Niño Divino.

 Edward Burne-Jones Year  c.1885–1890 Dimensions 260 cm × 390 cm (101 in × 152 in) Location  Birmingham Museum & Art Gallery, Birmingham

Edward Burne-Jones
Year c.1885–1890
Dimensions 260 cm × 390 cm (101 in × 152 in)
Location Birmingham Museum & Art Gallery, Birmingham

Y es que la historia de los Reyes Magos venidos de oriente, tal y como está incorporada en el inconsciente colectivo, es una historia de unidad cultural, ya que se trata del resultado de una sumatoria de diversas fuentes y tradiciones.

En la Biblia, de los cuatro evangelios, solamente en el de San Mateo (Capítulo 2, vers. 1 a 12)  se los menciona, aunque no se indica en ellos de dónde vienen, ni hacia dónde van luego de venerar al Niño. Tampoco aparecen aquí los nombres -Melchor, Gaspar y Baltazar-, ni si se trata sólo de tres personas -esto se deduce del hecho de que sí se mencionan tres presentes-… Todo aquello que completan nuestra bella historia de los Reyes Magos, tal como la conocemos, surge de los Evangelios Apócrifos, especialmente, del Evangelio Armenio de la Infancia, el cual aporta otros elementos que no trascendieron en la tradición, pero que resultan muy interesantes y no faltará ocasión para revisarlos.

En el Evangelio Árabe de la Infancia, se menciona el origen Persa de los Magos de Oriente. Y es que en la Biblia, también hay indicios de ello en el Evangelio de San Mateo: la palabra que se utiliza originalmente es “Magi”, de origen persa.

Zoroastro. Profeta fundador del mazdeísmo (o zoroastrismo)

Zoroastro. Profeta fundador del mazdeísmo (o zoroastrismo)

Muchos investigadores nos transmiten que la palabra Magi, hacía referencia a los sabios sacerdotes y astrónomos, seguidores de Zoroastro.

Los zoroastras esperaban la llegada del Mesías, que vendría del vientre de una mujer pura, y sería anunciado por una estrella.

Otros elementos persas se manifiestan a través del arte cristiano más antiguo, en las

 Mosaico s.VI en S.Apolinar de Ravena. Vemos los gorros frigios  y los nombres de los Magos

Mosaico s.VI en S.Apolinar de Ravena. Vemos los gorros frigios y los nombres de los Magos

catacumbas de Ravenna, Italia, donde se aprecia un mural que ilustra a nuestros Magos peregrinando con sus regalos, siguiendo a la Estrella. Su atuendo, gorro frigio, pantalones y túnicas, también se encuentran en la escalera de Persépolis, donde quedaron grabadas en piedra las distintas delegaciones que abarcaba su imperio.

Detalle de la delegación lidia Escalera este.

Detalle de la delegación lidia Escalera este.

 

 

 

 

En textos alternativos, como el muy documentado Shambhala, Oasis de Luz de Andrew Tomas, en donde el autor nos acerca los secretos más preciados de la cultura oriental, también se mencionan a nuestros Magos, ofreciendo una visión diferente:

Los llamados Magos, o “Sabios de Oriente”, fueron, sin duda alguna, miembros de una escuela mundial de Misterio. San Jerónimo (s. IV) los definía como “Maestros que filosofan sobre el Universo”, y les concedía un gran saber en astrología .

La cuestión de los Magos fue un tema delicado en teología y levantó no pocas controversias. Después de todo, los únicos seres que se supone estaban al corriente de la Venida de Cristo eran los mensajeros angélicos que se aparecieron a José y a la Virgen María. Y, sin embargo, tres Hombres Sabios -o más- fueron igualmente advertidos del próximo nacimiento de Jesús. De lo contrario, no habrían abandonado su lejano país varios meses antes del acontecimiento esperado.

Los más hábiles astrólogos de aquel tiempo no habrían podido predecir con exactitud dónde y cuándo vendría al mundo el Mesías. Sólo un don de videncia podía conducir a los Magos hacia Palestina. Los teólogos consideran como desprovisto de interés toda especulación sobre la Estrella de Belén. si se acepta la veracidad del texto de San Mateo, esta Luz no podía provenir de un planeta, ni de una estrella, ni de un cometa, a causa de su rápido movimiento en el cielo. Por otra parte su curso era demasiado lento para hacer pensar en un meteoro. En consecuencia, ¿era un ingenio concebido por tecnología perteneciente al dominio de los Magos?

En el mismo capítulo, Tomas cita al historiador hebreo Filón el Judío (30 a.C. – 40 d.C.) “tal vez sea el más apto para dar una definición de la palabra mago, ya que fue contemporáneo a Jesús”:

Los Magos eran hombres santos que, manteniéndose apartados de todas las demás cosas en la Tierra, contemplaban las virtudes divinas y comprendían claramente la esencia divina de los dioses y de los espíritus. Y, así, iniciaron a otros en los mismos misterios, lo cual implica, en el curso de su existencia, el mantenimiento de una relación ininterrumpida con estos seres invisibles.

Entonces, los Magos que nos conciernen, no sólo eran astrólogos procedentes de Persia, sino también grandes iniciados.

Adoración de los Magos El Bosco, 1485-1500

Adoración de los Magos
El Bosco, 1485-1500

Y con esto volvemos al inicio de nuestra visión, donde la inocencia que nos regala la infancia guarda la clave de los misterios que nos conducen hacia los Magos.

En la Adoración de los Reyes Magos, tantas veces ilustrados por grandes Maestros de la pintura, al igual que en la actualidad cada seis de enero en todo el mundo, se venera la infancia y ocultamente, el potencial de pureza impreso en la inocencia. La inocencia, aunque de carácter inconsciente, es la condición inicial de quien emprende el sendero de la búsqueda de lo trascendente. Se sigue por una humana intuición las “señales” de la vida, pero a medida que se avanza por el sendero, volcando su atención sobre la experiencia y sobre sí mismo, sus actos pronto dejarán de ser realizados como autómata, para dar lugar a la toma de decisiones desde un nuevo lugar, una nueva visión que evalúa las consecuencias, sin permitir que el tirón magnético de la personalidad lo haga precipitar en banalidades. Tomará decisiones de manera conciente y la conciencia de la cual hablamos es el sustrato de la Magia, la sabiduría para leer e interpretar los signos de la Naturaleza y seguir la velocidad de la Vida. La conciencia otorga confianza, pues obra desde la certeza del corazón. Aquella inocencia de antaño, se tornará poco a poco supraconciencia y esta dará lugar a la pureza necesaria para albergar lo extraordinario.

Cuando somos niños, hay una nota mágica, que supera la espera del regalo. Y es tener la posibilidad de ver a tan majestuosos seres. Dejamos la noche anterior al 6 de enero, pastito y agua para los camellos y galletitas para los Reyes, con el afán de hacer más ameno su largo recorrido, casa por casa, por todo el mundo.

Que al llegar a adultos no nos olvidemos de la importancia de la inocencia y la exquisita conexión que promueve la verdadera magia de la vida. Quizás, si nos portamos bien, es decir, tomamos decisiones concientes, podamos ser capaces de comprender y ser guiados por los mensajes impresos en la naturaleza que dejaron para nosotros los Antiguos Reyes Magos de Oriente.

Pieter Fransz de Grebber, 1638

Pieter Fransz de Grebber, 1638

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s