Khalil Gibran: el Profeta de Oriente

Autorretrato. Kahlil Gibran.

Autorretrato. Kahlil Gibran.

En un rincón de la biblioteca, se encuentra un pequeñísimo ejemplar de uno de los libros más vendidos en el mundo: El Profeta (1923), de Khalil Gibrán. Se trata de la obra maestra de este poeta, pintor, novelista y ensayista libanés, cuya profunda conexión con la Naturaleza y su consecuente visión de futuro lo han consagrado como vocero de la Verdad.

Apuntes Biográficos

Khalil Gibrán nació un 6 de enero de 1886 en Bsharri o Becharré, una tierra de ancestral trascendencia, no sólo por su cercanía con el Bosque Sagrado de los Cedros

"Fueron las mujeres quienes abrieron las ventanas de mis ojos y las puertas de mi espíritu." Gibran Kahlil Gibran

“Fueron las mujeres quienes abrieron las ventanas de mis ojos y las puertas de mi espíritu”. Gibran Kahlil Gibran

Milenarios (árboles de grandes dimensiones cuya madera llegó a ser solicitada por faraones del antiguo Egipto para construir templos y barcos); sino también porque en el pasado fue un asentamiento fenicio. Bsharri en lengua fenicia significa «el templo de Astarté». Esta diosa de naturaleza dual, fue identificada con la guerra, el combate y la destrucción; así como también se la asoció con la figura de la Diosa Madre, representante del culto a la naturaleza, la fertilidad, la vida, la sexualidad sagrada y el amor. Análoga a la Isis y Hathor egipcias; Shakti y Kali de la India; Innanna e Ishtar sumerias; Afrodita y Démeter griegas; Astarté en este caso, representa la energía de lo femenino y su capacidad de despertar al buscador en el ser humano, sea esto por encontrarse sometido al necesario ajuste desatado por las furiosas fuerzas de la naturaleza o por haberse conectado con ella y recibir de la Gran Madre todo su amparo y guía. Khalil Gibrán parece haber heredado de su tierra natal, el mensaje de esa diosa en su aspecto maternal. Y ha sido capaz de traducir dicho mensaje para todos los hombres y mujeres de este mundo. Su mérito, es haberlo realizado con claridad, sencillez, veracidad y compasión. Quizás por ello se lo ha llamado “el profeta de Oriente”.

Artwork023

La madre de Khalil Gibrán, Kamile Rahme, era hija de un sacerdote misionero en Brasil, perteneciente a la secta cristiana de los maoritas. Allí Kamile contrajo matrimonio y tuvo a su primer hijo, Pedro. Con él regresa al Líbano tras enviudar, contrayendo matrimonio posteriormente con Khalil Gibran padre. Al nacer nuestro poeta, recibe por tradición familiar, como primer descendiente, el nombre Gibran Khalil Gibran.

Durante su infancia, motivados por una crisis económica en Medio Oriente, Khalil y su familia, con excepción de su padre, deben instalarse en Boston,  Estados Unidos. Luego de varios años, Khalil regresa al Líbano para estudiar allí medicina, historia de las religiones, derecho internacional, música, destacándose sobretodo en dibujo y pintura.

En 1889, con tan sólo 16 años, publica su primer poema y edita la revista “La Artwork027Verdad”. Dos años después, en París, escribe “Espíritus Rebeldes”, obra polémica que prontamente fue prohibida y quemada por las autoridades. En esa misma época, por causa de la tuberculosis, Khalil pierde a su hermana Sultana, su hermanastro Pedro y a su madre. Khalil regresa a Estados Unidos para vivir con su única hermana viva, Mariana.
Realiza su primera exposición en 1908 y allí nace una profunda amistad con Mary Haskell, su mentora, mecenas y amiga de gran influencia sobre él; a quien le dedica las siguientes palabras en una de sus cartas:
Cuando estoy triste, querida Mary, leo tus cartas. Cuando la bruma vence a mi yo, saco dos o tres cartas de su pequeña caja y las releo. Ellas me recuerdan la verdad de mí mismo. Me hacen dejar de lado todo aquello que no es ni alto ni hermoso en la vida. Cada uno de nosotros, querida Mary, debe tener un lugar de descanso en algún sitio. El lugar de descanso de mi alma es un bello huerto donde vive mi conocimiento de ti.
Artwork020Tras idas y venidas entre Europa y América, se instala definitivamente en un pequeño estudio de New York. Allí funda en 1920, el célebre círculo Al-Rabitat Al-Qualamiya (La Liga de la Pluma), que reunía a escritores árabes y libaneses  emigrados a los Estados Unidos. Tres años después aparece el libro que lo consagra: “El Profeta”. En 1926 conoce a Barbara Young, su secretaria, confidente y compañera hasta el final de sus días. Ella, junto a Mary Haskell, fueron las encargadas de la administración y difusión de la obra del artista, y estuvieron juntos hasta el día de la muerte de Gibrán, a la edad de 48 años, en un hospital de Nueva York. Su cuerpo, cumpliendo su última voluntad, es enviado al Líbano, y reposa en su ciudad natal, Becharré.

Consideraciones sobre Khalil Gibrán

No siempre el ser humano está preparado para tolerar el peso de la Verdad Artwork018Profunda y Única, no fragmentada por la interpretación condicionada por la educación, las influencias del entorno, los hábitos adquiridos… Por ello el reconocimiento hacia Gibrán por parte de sus lectores, al expresarla en un lenguaje poético, que cala en lo profundo de los corazones, donde la Verdad resuena revelando imágenes de nuestro potencial como Humanidad. Sus aspiraciones místicas; sumado a la templanza recibida a través de las grandes pruebas de la vida, entre ellas, la constante nostalgia de su origen y la soledad del artista; hicieron de él un recipiente idóneo para recibir y anunciar a través de la figura del Profeta que más allá de las imperfectas leyes humanas se encuentran los Principios de la Naturaleza, que más allá de los celos y la posesión, está la Libertad, que más allá del amor que sentimos por otra persona, está el Amor por la Humanidad…

El Profeta

"Pueblo de Orfalese ¿de qué puedo yo hablar si no de lo que aún ahora se agita en vuestras almas? " (El Profeta, 1923) Khalil Gibrán.

“Pueblo de Orfalese ¿de qué puedo yo hablar si no de lo que aún ahora se agita en vuestras almas? ” (El Profeta, 1923) Khalil Gibrán.

Antes de retirarse, el elegido y bienamado profeta Almustafá concede el último diálogo a los habitantes de la ciudad de Orfalese. Encabezados por su primer discípula, la sacerdotisa Almitra, el pueblo pide hablar del Amor, el Matrimonio, los Hijos, el Dar, el Comer y el Beber, el Trabajo, la Alegría y el Dolor, las Casas, el Vestir, el Comprar y el Vender, el Crimen y el Castigo, las Leyes, la Libertad, la Razón y la Pasión, el Dolor, el Conocimiento, el Enseñar, la Amistad, el Hablar, el Tiempo, lo Bueno y lo Malo, la Oración, el Placer, la Belleza, la Religión, y la Muerte.

El Profeta (Selección) y la obra Pictórica de Khalil Gibrán

El Amor

Artwork017Dijo Almitra: Háblanos del Amor.
Y él levantó la cabeza, miró a la gente y una quietud descendió sobre todos. Entonces, dijo con gran voz:
Cuando el amor os llame, seguidlo.
Y cuando su camino sea duro y difícil.
Y cuando sus alas os envuelvan, entregáos.
Aunque la espada entre ellas escondida os hiriera.
Y cuando os hable, creed en él. Aunque su voz destroce nuestros sueños, tal como el viento norte devasta los jardines.
Porque, así como el amor os corona, así os crucifica.
Así como os acrece, así os poda.
Así como asciende a lo más alto y acaricia vuestras más tiernas ramas, que se estremecen
bajo el sol, así descenderá hasta vuestras raíces y las sacudirá en un abrazo Artwork029con la tierra.
Como trigo en gavillas él os une a vosotros mismos.
Os desgarra para desnudaros.
Os cierne, para libraros de vuestras coberturas.
Os pulveriza hasta volveros blancos.
Os amasa, hasta que estéis flexibles y dóciles.
Y os asigna luego a su fuego sagrado, para que podáis convertiros en sagrado pan para la fiesta sagrada de Dios.
Todo esto hará el amor en vosotros para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón
Artwork107y convertiros, por ese conocimiento, en un fragmento del corazón de la Vida.
Pero si, en vuestro miedo, buscáreis solamente la paz y el placer del amor, entonces, es
mejor que cubráis vuestra desnudez y os alejéis de sus umbrales.
Hacia un mundo sin primaveras donde reiréis, pero no con toda vuestra risa, y lloraréis,
pero no con todas vuestras lágrimas.
El amor no da nada más a sí mismo y no toma nada más que de sí mismo.
El amor no posee ni es poseído.
Porque el amor es suficiente para el amor.
Cuando améis no debéis decir: “Dios está en mi corazón”, sino más bien: “Yo estoy en el corazón de Dios.”
"Volver al hogar con gratitud en el atardecer. Y dormir con una plegaria por el amado en el corazón y una canción de alabanza en los labios".Y pensad que no podéis dirigir el curso del amor porque él si os encuentra dignos, dirigirá vuestro curso.
El amor no tiene otro deseo que el de realizarse.
Pero, si amáis y debe la necesidad tener deseos, que vuestros deseos sean éstos:
Fundirse y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.
Saber del dolor de la demasiada ternura.
Ser herido por nuestro propio conocimiento del amor.
Y sangrar voluntaria y alegremente.
Despertarse al amanecer con un alado corazón y dar gracias por otro día de amor.
Descansar al mediodía y meditar el éxtasis de amar.
Volver al hogar con gratitud en el atardecer.
Y dormir con una plegaria por el amado en el corazón y una canción de alabanza en los labios.

El Matrimonio

Artwork101Entonces Almitra habló otra vez; ¿Qué nos diréis sobre el matrimonio, Maestro?

Y él respondió, diciendo:

Nacisteis juntos y juntos para siempre.
Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vuestros días.
Sí; estaréis juntos aun en la memoria silenciosa de Dios.
Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.
Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.
Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura.
Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa.
Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea etreinte-by-gibran-k-gibranindependiente.
Las cuerdas de un laúd están solas, aunque tiemblen con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga.
Porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.
Y estad juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares del templo están aparte.
Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.

Los Niños

Artwork014Y una mujer que sostenía un niño contra su seno pidió: Háblanos de los niños.
Y él dijo:
Vuestros hijos no son hijos vuestros.
Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma. Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros.
Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.
Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros
pensamientos. Porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas.
Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.
Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como gibran-5vosotros.
Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.
Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante.
El Arquero ve el blanco en la senda del infinito y os doblega con Su poder para que Su flecha vaya veloz y lejana. Dejad, alegremente, que la mano del Arquero os doblegue.
Porque, así como Él ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable.

El Dar

Entonces. un hombre rico dijo: Háblanos el dar.Artwork031
Y él contestó:
Dais muy poca cosa cuando dais lo que poseeis.
Cuando dais algo de vosotros mismos es cuando realmente dais.
¿Qué son vuestras posesiones sino cosas que atesorais por miedo a necesitarlas mañana?
Y mañana, ¿qué traerá el mañana al perro que, demasiado previsor, entierra huesos en la arena sin huellas mientras sigue a los peregrinos hacia la ciudad santa? ¿Y qué es el miedo a la necesidad sino la necesidad misma?
gibran-1¿No es, en realidad, el miedo a la sed, cuando el manantial está lleno, la sed inextinguible?
Hay quienes tienen poco de lo mucho que tienen. Lo dan buscando reconocimiento y su deseo oculto malogra sus regalos.
Y hay quienes tienen poco y lo dan todo.
Son éstos los creyentes en la vida y en la magnificencia de la vida y su cofre nunca está vacío.
Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio.
Y hay quiénes dan con dolor y ese dolor es su bautismo.
Y hay quienes dan y no saben del dolor de dar, ni buscan la alegría de dar, ni dan
conscientes de la virtud de dar.
Dan como, en el hondo valle, da el mirto su fragancia al espacio.Artwork033
A través de las manos de los que como esos son, Dios habla y, desde el fondo de sus ojos, El sonríe sobre la tierra.
Es bueno dar algo cuando ha sido pedido, pero es mejor dar sin demanda, comprendiendo.
Y, para la mano abierta, la búsqueda de aquel que recibirá es mayor goce que el dar mismo.
¿Y hay algo, acaso, que podáis guardar? Todo lo que tenéis será dado algún día.
Dad, pues, ahora que la estación de dar es vuestra y no de
vuestros herederos.
Decís a menudo: “Daría, pero sólo al que lo mereciera.” Los árboles en vuestro huerto no dicen así, ni lo dicen los rebaños en vuestra pradera.
Artwork001Ellos dan para vivir, ya que guardar es perecer.
Todo aquel que merece recibir sus días y sus noches, merece, seguramente, de vosotros todo lo demás.
Y aquel que mereció beber el océano de la vida, merece llenar su copa en vuestro pequeño arroyo.
¿Y cuál será mérito mayor que el de aquel que da el valor y la confianza -no la caridad- del recibir?
¿Y quiénes sois vosotros para que los hombres os muestren su seno y os descubran su orgullo para que así veáis sus merecimientos desnudos y su orgullo sin confusión?
Mirad primero si vosotros mismos merecéis dar y ser un instrumento del dar.Artwork008
Porque, a la verdad, es la vida la que da a la vida, mientras que vosotros, que os creéis dadores, no sois sino testigos.
Y vosotros, los que recibís -y todos vosotros sois de ellos- no asumáis el peso de la gratitud, si no queréis colocar un yugo sobre vosotros y sobre quien os da.
Eleváos, más bien, con el dador en su dar como en unas alas.
Porque exagerar vuestra deuda es dudar de su generosidad,
que tiene el libre corazón de la tierra como madre y a Dios como padre.

 

La Libertad

Y un orador dijo: Háblanos de la Libertad Artwork021

Y él respondió:

A las puertas de la ciudad y a la lumbre de vuestro hogar yo os he visto postraros y adorar vuestra propia libertad.

Así como los esclavos se humillan ante un tirano y lo alaban cuando los mata.

¡Ay! En el jardín del templo y a la sombra de la ciudadela he visto a los libres de vosotros usar su libertad como un yugo y un dogal.

Artwork035Y mi corazón sangró en mi pecho porque sólo podéis ser libres cuando aún el deseo de perseguir la libertad sea un arnés para vosotros y cuando dejéis de hablar de la libertad como una meta y una realización.

Seréis, en verdad, libres, no cuando vuestros días estén libres de cuidado ni vuestras noches de necesidad y pena.

Sino, más bien, cuando esas cosas rodeen vuestra vida y, sin embargo, os elevéis sobre ellas desnudos y sin ataduras.

Y,¿cómo os elevaréis más allá de vuestros días y vuestras noches a menos que Artwork104rompáis las cadenas que, en el amanecer de vuestro entendimiento, atasteis alrededor de vuestro mediodía?

En verdad, eso que llamáis libertad es la más fuerte de esas cadenas, a pesar de que sus eslabones brillen al sol y deslumbren vuestros ojos.
¿Y qué sino fragmentos de vuestro propio yo desecharéis para poder ser libres?
Si es una ley injusta la que deseáis abolir, esa ley fue escrita con vuestra propia
mano sobre vuestra propia frente.
No podéis borrarla quemando vuestros Códigos ni lavando la frente de vuestros
jueces, aunque vaciéis el mar sobre ella.

Y, si es un déspota el que queréis destronar, ved primero que su trono, erigido dentro de vosotros, sea destruido.

Porque, ¿cómo puede un tirano mandar a los libres y a los dignos sino a través Artwork003de una tiranía en su propia libertad y una vergüenza en su propio orgullo?
Y si es una pena lo que queréis desechar, esa pena fue escogida por vosotros más que impuesta a vosotros.
Y si es un miedo el que queréis disipar, la sede de ese miedo está en vuestro corazón y no en la mano del ser temido.
En verdad, todas las cosas se mueven en vosotros como luces
y sombras apareadas.
Y, cuando la sombra se desvanece y no existe más, la luz que queda se convierte en sombra en otra luz.
Y, así, vuestra libertad, cuando pierde sus grillos, se convierte ella misma en el grillo de una libertad mayor.

La Amistad

Un joven dijo: Háblanos de la Amistad.Artwork030
Y él respondió:
Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades.
El es el campo que plantáis con amor y cosecháis con agradecimiento.
Y él es vuestra mesa y vuestro hogar.
Porque vosotros, vais hacia él con vuestro hambre y lo buscáis con sed de paz.
Cuando vuestro amigo os hable francamente, no temáis vuestro propio “no”, ni detengáis el “sí”.
Y cuando él esté callado, que no cese vuestro corazón de oír su corazón;
Porque, sin palabras, en amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las esperanzas nacen y se comparten en espontánea alegría.
Cuando os separéis de un amigo, no sufráis;
Porque lo que más amáis en él se aclarará en su ausencia, como la montaña es más clara desde el llano para el montañés.
gibran-4Y no permitáis más propósito en la amistad que el ahondamiento del espíritu.
Porque el amor que no busca más que la aclaración de su propio misterio, no es amor sino una red lanzada; y solamente lo inútil es cogido.
Y haced que lo mejor de vosotros sea para vuestro amigo. Si él ha de conocer el menguante de vuestra marea, que conozca también su creciente.
Porque ¿qué amigo es el que buscaréis para matar las horas?
Buscadlo siempre para vivir las horas.
Porque él está para llenar vuestra necesidad, no vuestro vacío.
Y en la dulzura de la amistad, dejad que hayan risas y placeres compartidos.
Porque en el rocío de las cosas pequeñas el corazón encuentra su mañana y se refresca.

La Oración

Artwork108Entonces, una sacerdotisa dijo: Háblanos de la Oración.

Y él respondió:
Oráis en vuestra pena y en vuestra necesidad; deberíais también hacerlo en la plenitud de vuestra alegría y en vuestros días de abundancia.
Porque ¿qué es la oración sino el expandirse de vuestro ser en el éter viviente?
Y si es para vuestra paz que volcáis vuestra oscuridad en el espacio, es también para vuestro deleite el derramar el amanecer de vuestro corazón.
Y, si no podéis sino llorar cuando vuestra alma os llama a la oración, ella os enjugará una vez y otra aún llorando hasta
gire encontréis la risa.
Cuando oráis, os eleváis para hallar en lo alto a los que en ese mismo momento están orando y a quienes no encontraríais sino en la oración.
Artwork012Por lo tanto, que vuestra visita a ese invisible templo no sea más que éxtasis y dulce comunión.
Porque, si entrarais al templo solamente a pedir, no recibiréis:
Y si entrarais aun a pedir por el bien de los otros, no seréis oídos.
Es suficiente que entréis en el templo invisible.
No puedo enseñaros cómo orar con palabras.
Dios no oye vuestras palabras sino cuando El Mismo las pronuncia a través de vuestros labios.
Y yo no puedo enseñaros la oración de los mares y los bosques y las montañas.
Pero vosotros, nacidos de las montañas, los bosques y los mares, podéis hallar su plegaria en vuestro corazón.
Y si solamente escucháis en la quietud de la noche, les oiréis diciendo, en Artwork004silencio:
“Nuestro Señor, que eres nuestro ser alado, es Tu voluntad la que quiere en nosotros.
Es Tu deseo, en nosotros, el que desea.
Es Tu impulso el que, en nosotros, cambia nuestras noches, que son Tuyas, en días, que son Tuyos también.
No podemos pedirte nada porque Tú conoces nuestras necesidades antes de que nazcan en nuestro ser:
Tú eres nuestra necesidad y dándonos más de Ti, nos lo das todo.”

La Belleza

gibransoumayaeneroY un poeta dijo: Háblanos de la Belleza.
Y él respondió:
¿Dónde buscaréis la belleza y cómo haréis para encontrarla a menos que ella misma sea vuestro camino y vuestro guía?
¿Y cómo hablaréis de ella, a menos que ella misma teja vuestro hablar?
El agraviado y el injuriado dicen: “La belleza es gentil y buena. Camina entre nosotros como una madre joven, casi avergonzada de su propia gloria.”
Artwork013Y el apasionado dice: “No, la belleza es cosa de poder y temor,
Como una tempestad sacude la tierra bajo nuestros pies y el cielo sobre nosotros.”
El cansado y rendido dice: “La belleza es hecha de blandos murmullos. Habló en nuestro espíritu.
Su voz se rinde a nuestros silencios como una débil luz que se estremece de miedo a las sombras.”
Pero el inquieto dice: “La hemos oído dar voces entre las montañas.
Y, con sus voces, se oyó rodar de cascos y batir de alas y rugir de leones.”
Durante la noche, los serenos de la ciudad dicen: “La belleza vendrá del este, con el alba.”
Y, al mediodía, los trabajadores y los viajeros dicen: “La hemos visto inclinarse sobre la tierra desde las ventanas del atardecer.”
Artwork110En el invierno, dice el que se halla entre la nieve: “Vendrá con la primavera, saltando sobre las colinas.”
Y, en el calor del verano, los cosechadores dicen: “La vimos danzando
con las hojas de otoño y tenía un torbellino de nieve en su pelo.”
Todas estas cosas habéis dicho de la belleza.
Pero, en verdad, hablásteis, no de ella, sino de vuestras necesidades insatisfechas.
Y la belleza no es una necesidad, sino un éxtasis.
No es una sedienta boca, ni una vacía mano extendida.
Sino, más bien, un corazón ardiente y un alma encantada:
No es la imagen que veis ni
la canción que oís.
Sino, más bien, una imagen que véis cerrando los ojos y una canción que oís tapando los oídos.Artwork022
No es la savia que corre debajo de la rugosa corteza, ni el ala prendida a una garra.
Sino, más bien, un jardín eternamente en flor y una bandada de ángeles en vuelo
eternamente.
Pueblo de Orfalese, la belleza es la vida, cuando la vida descubre su sagrado rostro.
Pero vosotros sois la vida y vosotros sois el velo.
La belleza es la eternidad que se contempla a sí misma en un espejo.
Pero vosotros sois la eternidad y vosotros sois el espejo.
Artwork019
 Gaby Chavarini

 

Anuncios

Realidades Simultáneas: la obra de Rob Gonsalves

The Phenomenon of Floating

The Phenomenon of Floating, Rob Gonsalves

gonsalves_rob

Rob Gonsalves

La percepción de figuras en las nubes, en la apariencia de algunas flores, en el caudal de una fuente, o en la silueta de una montaña, se magnifica en la obra del pintor canadiense Rob Gonsalves, convirtiendo un estímulo visual en una explosión de magia y creatividad.

Parecen sintetizarse en su estilo la intensidad de Magritte, la geometría de Escher y la visión onírica de Dalí; en confluencia con la sensiblidad y premeditación que caracterizan a Gonsalves como creador de obras de gran impacto visual, catalogadas como Realismo Mágico.

The Sun Sets Sail

La ciencia llama pareidolia a la identificación de una cosa, como un elemento que no lo es. A pesar del asombro que nos produce el reconocimiento de una figura que se manifiesta en un medio atípico, lo experimentado pasa al olvido en muy corto tiempo. Sin embargo, ¿podría eventualmente este fenómeno dejarnos un mensaje cifrado en lo profundo del alma? Existe una reacción súbita ante la pareidolia, una descarga como consecuencia de conectar una azarosa conjunción de elementos, con algo que reconocemos, algo cuyo significado intuimos, ya que se dirige a nosotros con la fuerza de un milenario y universal lenguaje simbólico. Detenerse e indagar en ello sería un intento por comprender que hay detrás de la impresión de haber visto algo al otro lado del espejo, el posible acceso a otro mundo, la exposición de una clave: el desciframiento del mensaje depende de nuestra receptividad y profunda atención frente a la fulgurante mirada de una Isis que, con un fugaz corrimiento de su velo, nos concede un auténtico contacto con la originalidad.

Light of a Late Night. Rob Gonsalves

Light of a Late Night. Rob Gonsalve

La obra de Rob Gonsalves ilustra esos pasajes entre la mera contemplación de lo que nos rodea y la revelación de la magia que se esconde en todo lo que existe. Luego del encuentro con lo inesperado, nos detenemos en la imagen conjunta, para asimilar y nutrirnos del cruce de una a otra realidad. Lo que para la mente concreta resulta imposible, el arte lo resuelve con armonía y belleza, revelando la dulce alianza entre el mundo conocido y la más mágica de las realidades posibles. El espectador atento descubrirá el nacimiento de un plano dentro de otro, con un efecto similar al de

Cinta de Moëbius

Cinta de Moëbius

recorrer una cinta de Moëbius, sorprenderse al descubrir que aunque al comienzo parecían dos caras, siempre se trató de una sola y advertir que nos hemos trasladado de una realidad a otra con absoluta naturalidad… y de hecho, ambas siempre existieron simultáneamente. El Realismo Mágico podría ser una manera de metabolizar lo extraordinario en nuestra realidad actual, una antesala para reconocernos como extraordinarios seres, cuyo misterio profundo está aún por descubrir. Más se contempla, más maravilla se descubre en la imagen; como explorar en la existencia de realidades simultáneas que se amalgaman ante nuestros ojos con el fin de revelar la unidad detrás del Todo.

G.Ch.

Still Waters

The Space Between Words, Rob Gonsalves

Medieval Moonlight, Rob Gonsalves

House by the Railroad, Rob Gonsalves

Eclipse Flower

As Above and So Below

 

Woodland Arena

Wilderness Gothic

26

Towards the Horizon

Water Dancing, Rob Gonsalves

Water Dancing

20

The Library

24 Rob-Gonsalves-Fine-Art12

 

 

Autumn Cycling

Autumn Cycling

Night Lights

Night Lights

Links:

https://www.facebook.com/HuckleberryFineArt

https://www.facebook.com/RobGonsalves.Official

http://marcusashley.com/artists/rob-gonsalves