Parsifal – Festival Escénico Sacro – Parte I

Parsifal. Jean Delville

Parsifal. Jean Delville

El Origen

Corría el siglo XIII. La Provenza era un crisol de esencia mistérica: en aquella zona estaban vigentes el gnosticismo, en especial los Cátaros; la Orden de los Caballeros del Temple; la circulación de tratados alquímicos orientales; el Amor Cortés y el surgimiento de los trovadores. Bajo la influencia de tal crisol, fue inspirado un minnesänger bávaro llamado Wolfram von Eschenbach (ca. 1170 – ca. 1220). Él mismo, caballero de la corte de Hermann de Turingia, se transformaría en leyenda. Es que hasta hoy llegan sus seguidores que aún imaginan al poeta creando bajo la sobra de un tilo su más reconocida historia: Parzifal.

El Canto del Cisne de Richard Wagner

Uno de los corazones tocados por el contenido simbólico de los poemas de

the-holy-grail-is-carried-in.jpg!Blog

The Holy Grail is carried in. Arthur Rackham (

Parzifal y Titurel fue el compositor, poeta y dramaturgo alemán Richard Wagner (1813-1883). Basándose en el antiguo cuento de Wolfram, realizó su última obra: Parsifal, Festival Escénico Sacro, en tres actos. En ella magnifica la presencia del Grial, que en Wolfram aparece como “una piedra que debe ser de gran valor”, lapis exilis, y que en Wagner la encontramos transfigurada como la Copa que usó Jesús en la Última Cena, la misma que contuviera la sangre de Cristo cuando Longinos, soldado romano, al ver al Maestro crucificado y agónico, en un acto de legítima compasión puso fin a su sufrimiento clavando una lanza en su costado. Tanto la Lanza como el Grial, son reliquias que representan la presencia del Cristo en la tierra, el hombre divinizado, la magia de Redención y la posibilidad de la humanidad en cuanto al potencial de expresar su verdadera esencia: el amor puro, sin condiciones ni barreras ideológicas o intelectuales, sin preferencias, fanatismos o desbordes sentimentales. Ese Amor que se reconoce ante la manifestación del Respeto, el Orden, la Verdad y la Unidad…

Wagner, el buscador del Grial

 

parsifal_s_way_to_montsalvat_by_andrekosslick-d37vg5h

Parifal’s way to Montsalvat. Andre Kosslick. Digital Art.

Es imposible no identificar la búsqueda personal de Wagner en la composición de sus obras. Al advertir sus miserias y dificultades, buscó la redención en la religión, la mitología, los textos sagrados y las antiguas escuelas de misterios. De allí extrajo arquetipos que devuelven al mundo los valores e ideales que sirven como guía en la búsqueda de autorrealizacion, el regreso consciente al sí mismo. Así experimentó el compositor el efecto de una creación artística:

“Incluso la influencia de la óptica que nos rodeaba, y la atmósfera acústica, elevaban nuestras almas lejos del entorno ordinario; y la conciencia de esto era evidente ante el pensamiento de regresar a la realidad. Ser capaz de olvidar el mundo de fraude en esta verdadera imagen de ensueño parecerá el galardón y recompensa por la amarga sinceridad con que el hombre hubo de reconocer su estado de infortunio.”

El observar su propio “estado de infortunio” surge del definitivo hartazgo de vivir una realidad vacía de significado. Esto predispone al hombre a la búsqueda de respuestas a las preguntas fundamentales, auténtica motivación que lo guía, lo conduce y lo transforma. Esta indagación, análoga a la búsqueda del Santo Grial, sensibiliza al ser humano ante la expresión de la realidad del Alma cuando usa como puentes a los arquetipos que surgen en el Arte, esto que Wagner llama una “verdadera imagen de ensueño”

 

En las próximas entradas desarrollaremos el argumento de la obra Parsifal, Festival Escénico Sacro y descubriremos juntos su lenguaje simbólico.

 

Gaby Chavarini

The Arming and Departure of the Knights. Sir Edward Burne-Jones (1890s)

The Arming and Departure of the Knights. Sir Edward Burne-Jones (1890s)