La Sala secreta de Miguel Ángel

01_michelangelo_secret_room

Monica Bietti, actual directora del museo de las Capillas de los Medici, examina los bocetos en los muros de la cámara mientras sujeta un libro sobre el trabajo de Miguel Ángel.
FOTO: PAOLO WOODS, NATIONAL GEOGRAPHIC

 

En 1975, Paolo Dal Poggetto, el entonces director del museo de las Capillas de los Medici en Florencia, se tropezó con un tesoro del Renacimiento.

Mientras buscaba una nueva salida para los turistas, Dal Poggetto y sus colegas descubrieron una trampilla escondida tras un armario cerca de la Nueva Sacristía, una cámara diseñada para albergar las tumbas ornamentadas de los mandatarios Medici. Bajo la trampilla, unos peldaños de piedra llevaban a una sala oblonga llena de carbón que en un primer momento parecía solo un espacio de almacenamiento.

Sin embargo, Dal Poggetto y sus colegas descubrieron sobre los muros lo que parecían dibujos de carbón y tiza de las manos del famoso artista Miguel Ángel. Aunque la sala permanece cerrada al público para proteger las obras de arte, el fotógrafo de National Geographic Paolo Woods consiguió recientemente acceso para retratar su impresionante contenido.

Las obras de arte son visibles en la actualidad gracias a que Dal Poggetto decidió no correr riesgos cuando entró en la cámara por primera vez. Al encontrarlo en Florencia, hogar de muchos de los principales artistas renacentistas de la historia, sospechó que algo de valor podría encontrarse bajo las capas de yeso.

08_michelangelo_secret_room

El boceto aproximado de una figura humana parece planear sobre la pared de la cámara.
FOTO POR PAOLO WOODS, NATIONAL GEOGRAPHIC

09_michelangelo_secret_room.jpg

El dibujo de la cámara alberga un parecido sorprendente con la figura central en este esbozo de Miguel Ángel de “La caída de Faetón”.
FOTO POR MUSEO NACIONAL DE LAS GALERÍAS DE LA ACADEMIA DE VENECIA

«Cuando estamos en edificios tan antiguos, tenemos que prestar atención», explicaMonica Bietti, la sucesora de Dal Poggetto en las Capillas de los Medici.

Bajo la dirección de Dal Poggetto, los expertos pasaron semanas retirando meticulosamente el yeso con escalpelos. A medida que desaparecía esa cobertura, emergían docenas de dibujos, muchos de los cuales recordaban a las grandes obras de Miguel Ángel, incluyendo una escultura de mármol de una figura humana que adorna la tumba de Giuliano de’ Medici en la Nueva Sacristía, diseñada por el propio artista.

Dal Poggetto concluyó que el artista se refugió dentro de la cámara durante dos meses en 1530 para esconderse de la familia Medici. Una revuelta popular había condenado a los mandatarios Medici a exiliarse de la ciudad en 1527, y pese a su mecenazgo de sus obras anteriores, Miguel Ángel había traicionado a la familiaaliándose con sus conciudadanos florentinos en contra de su reinado.

Con su regreso al poder unos años más tarde, la vida del artista de 55 años se encontraba en peligro. «Obviamente, Miguel Ángel tenía miedo», explica Bietti, «y decidió quedarse en esta habitación».

Bietti sospecha que Miguel Ángel se pasó sus semanas de aislamiento haciendo balance de su vida y su arte. Los dibujos de las paredes representan las obras que pretendía finalizar, así como obras maestras que ya había completado años antes, según Bietti, incluyendo un detalle de la estatua de David (finalizada en 1504) y figuras de la Capilla Sixtina (presentada en 1512).

Más sobre arte: El arte de las aves a través de una realidad modificada

«Era un genio», afirma, impulsado por su creatividad sin límites. «¿Qué podía hacer allí? Simplemente dibujar».

Como suele ocurrir con el arte con siglos de antigüedad y sin firmas, es imposible confirmar los orígenes de las ilustraciones con certeza absoluta. Pero el consenso parece ser que algunos de los dibujos de los muros son demasiado amateur para pertenecer a Miguel Ángel. Sin embargo, la procedencia del resto sigue siendo una cuestión de opinión.

Tras su descubrimiento en 1975, una destacada autoridad de arte del Renacimiento catalogó la colección de bocetos como uno de los hallazgos artísticos más importantes del siglo XX. Sin embargo, William Wallace, estudioso de Miguel Ángel en la Universidad de Washington en St. Louis, permanece escéptico.

Wallace opina que Miguel Ángel era demasiado famoso como para esconderse en el nivel más bajo, ya que otro de sus mecenas le hubiera acogido. También sospecha que los dibujos se completaron con anterioridad, en la década de 1520, cuando Miguel Ángel y sus numerosos ayudantes se esforzaban por colocar ladrillos y cortar mármol para la Nueva Sacristía que estaban construyendo en el nivel superior.

Varios esbozos podrían ser originales de Miguel Ángel, según Wallace, pero otros probablemente eran representaciones de trabajadores que intentaban resolver dilemas artísticos o que simplemente se entretenían durante los descansos.

«Separar unos de otros es casi imposible», dice. Aun así, añade que el misterio de quién elaboró estos bocetos no les resta valor ni tampoco quita importancia al descubrimiento.

«Estar en esa sala es algo maravilloso. Te sientes privilegiado», afirma. «Te sientes más cerca del proceso de trabajo de un maestro y de sus alumnos y ayudantes».

La sala provoca una respuesta emocional entre los afortunados que pueden visitarla. Estar entre sus cuatro paredes, con la tenue iluminación de una ventana en la esquina, es como echar un vistazo a la mente de Miguel Ángel, cuya impresionante obra artística llena el edificio.

«Se trataba de una persona con capacidades infinitas», dice Wallace. «Vivió hasta los 89 años y nunca dejó de mejorar».

14_michelangelo_secret_room

Este rostro barbudo aparece entre los dibujos de los muros de la cámara.
FOTO POR PAOLO WOODS, NATIONAL GEOGRAPHIC

15_michelangelo_secret_room

El dibujo se parece a la cara de la estatua “Laocoonte y sus hijos”, una obra de arte antigua que inspiró a Miguel Ángel.
FOTO POR ERIC VANDEVILLE, GAMMA-RAPHO, GETTY IMAGES

16_michelangelo_secret_room

Uno de los muros de la cámara muestra estos dibujos de piernas sin cuerpo en diversas poses.
FOTO POR PAOLO WOODS, NATIONAL GEOGRAPHIC

17_michelangelo_secret_room.jpg

Las diversas piernas pintadas parecen ser un estudio para la estatua de Giuliano de’ Medici, que se encuentra sobre la tumba del mandatario en la Nueva Sacristía sobre la cámara oculta.

FUENTE: http://www.nationalgeographic.es/historia/2017/04/descubierta-una-sala-secreta-con-obras-maestras-perdidas-de-miguel-angel

Anuncios

Un Pacto y una Bandera por la Paz: El Pacto Roerich

El Pacto Roerich y la Bandera de la Paz fueron creados y promovidos por Nicolás Roerich, con el fin de proteger los tesoros del genio humano de todo Tiempo y Cultura…

Saint Sophia the almighty wisdom. NIcholas Roerich, 1932.

Saint Sophia the almighty wisdom. NIcholas Roerich, 1932.

Pacto Roerich

Firma del Pacto Roërich. 15 de abril de 1935, Despacho Oval de la Casa Blanca, E.E.U.U.

Firma del Pacto Roerich. 15 de abril de 1935, Despacho Oval de la Casa Blanca, E.E.U.U.

El Pacto Roerich, fue creado con el fin de proteger los tesoros del genio humano, estableciendo que las instituciones educativas, artísticas, científicas y religiosas, así como los lugares de relevancia cultural, debían ser declarados inviolables, y ser respetados por todas las naciones, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz. Fue firmado el 15 de Abril de 1935 en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en presencia del entonces Presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, por representantes de 21 gobiernos de toda América, miembros de la Unión Panamericana. Como embajador de la República Argentina firmó el doctor Felipe Espil.

Quién fue Nicolás Roerich

Nicolás Roerich (1874-1947)

Nicolás Roerich (1874-1947)

Nicolás Roerich  (1874-1947) fue pintor, filósofo, escritor y explorador ruso de gran poder personal. Estudió Derecho y Pintura, ambos con mucho éxito. Se casó con Helena Shaposhnikova, quien más tarde desarrolló la filosofía Agni Yoga. Trabajó también como diseñador de vestuario y escenografía para varias óperas, entre ellas Tristán e Isolda de Richard Wagner y ballets de Maurice Maeterlinck y de Igor Stravinsky. Creó el Instituto Maestro de Artes Unidas en Nueva York, donde trató de unir a todas las artes en un mismo lugar, ofreciendo clases de música, pintura, escultura, arquitectura, ballet y teatro, así como conferencias, conciertos y exposiciones. Pero su obra más destacada fue el compromiso con la Cultura de Paz y la auténtica necesidad de que esta sea extendida a nivel planetario, probablemente como resultado de sus múltiples viajes a los más recónditos lugares del mundo y el despertar de la Conciencia de Unidad que ello le hubiera conferido.

Frances Grant, humilde trabajadora por la Paz

Madonna Laboris. Nicolás Roerich, 1933

Madonna Laboris. Nicolás Roerich, 1933

Periodista y escritora norteamericana, Frances Grant (1896-1993) fue pionera en las Relaciones Públicas entre Estados Unidos y América Latina. En 1920 conoció a la familia Roerich, convirtiéndose inmediatamente su leal representante y dispensadora de la Cultura de Paz. De su muy destacado trabajo, como fundar la Institución Asociación Panamericana de

Francis Grant con Victor Raul Haya de la Torre (Perú), 1965.

Francis Grant con Victor Raul Haya de la Torre (Perú), 1965.

la Mujer (PAWA) para exaltar de la cultura y el arte nativos, el intercambio cultural y el desarrollo de las mujeres; o ser nombrada Secretaria General de la Sección de la Liga Internacional de los Derechos Humanos en América Latina; hoy hacemos incapié en su imprescindible rol como representante de las relaciones culturales en América, ya que esto dio lugar a la firma unánime del Tratado de la Cultura y la Paz en 1935 por las 21 naciones de la Unión Panamericana.
Su obrar siempre fue desde un lugar humilde, lejos de esperar reconocimiento para sí, y a su vez sumamente efectivo, movida por la fuerza y la confianza de quien es respaldado por un propósito mayor como fue el suyo y el de la familia Roerich, de sembrar la Conciencia de Unidad respetando la diversidad que ofrecen todas las culturas de nuestro mundo.

La Bandera de Paz

Cristo Rodeado de Ángeles (fragmento). Hans Memling, 1480.

Cristo Rodeado de Ángeles (fragmento). Hans Memling, 1480.

En color magenta tres esferas que simbolizan la Espiritualidad, el Arte y la Ciencia, contenidas por un círculo que representa la Cultura sobre un fondo blanco. Este símbolo cuya antigüedad se pierde en la noche de los tiempos, se encuentra por ejemplo, en piedras de Mongolia del periodo paleolítico, en estandartes budistas o en el Cristo que Hans Memling pintó en 1480. Por su valor y reconocimiento universal se elije este símbolo para representar las diferentes manifestaciones del hombre del Pasado, Presente y Futuro, dentro del círculo de la Eternidad. Hoy cada embajador de Paz que la recibe a través de organismos como Fundación Paz Ecología y Arte , Mil Milenios y el Consejo de Paz de Argentina, conoce el profundo significado que ella enarbola.

Reflexión Final

El Pacto Roerich fue un llamado a la Unidad del Mundo. Sembró un nuevo cimiento para el futuro. Un futuro en que los líderes de la humanidad se unen en pos de un mismo propósito, en beneficio de todos. Un futuro en el que la Cultura de Paz es la sólida consecuencia de la consumada integridad del hombre, respetándose a sí mismo, a su entorno y a sus creaciones a través del tiempo. Reconociendo el gran valor histórico y de recapitulación que proveen obras, monumentos y documentos que civilizaciones del pasado nos han legado. Reconociendo la magnificencia de la creación, cuando el hombre se funde con la naturaleza a través del Arte, la Ciencia y la Espiritualidad, cooperando al unísono dentro y fuera de uno. El Pacto Roerich capturó una visión de Futuro que hemos de co-crear como individuos hoy, para que a su tiempo precipite como la realidad de una sociedad consciente.

Madonna Oriflamma, Nicolás Roërich. 1932

Madonna Oriflamma, Nicolás Roërich. 1932

“Las ideas no mueren, dormitan a veces, pero al despertarse son aún más fuertes de lo que eran antes de su sueño. No ha muerto la Bandera de la Paz. Se ha ocultado, mientras se cometan atrocidades en la guerra. Pero llegará la hora, en que [los seres humanos] de nuevo se dirigirán conscientemente a la custodia de los valores culturales, a esta base verdadera del mundo. Y no solamente ondea la Bandera de la Paz sobre los valores culturales: Ella ondea sobre el corazón humano, aquel gran tesoro, donde está creado el futuro renovado”.
Nicolás Roerich, 1944.

Gaby Chavarini

madonna-the-protector-1933

Madonna the protector, Roerich, 1933.

Links

Pacto Roerich y Bandera de Paz. Fundación Paz Ecología y Arte

Comité Internacional de la Bandera de Paz

Firma del Pacto Roerich. Página oficial del Museo Roerich N.Y. (En Inglés)